Un día lleno de color, creatividad y magia vivió y disfrutó un grupo de niños del Colegio Canaima, gracias al programa “Regala un Día”, que desarrolla dentro de su cartera de actividades Cesta Pago y con el cual se promueve la expresión creativa a través de la pintura, los colores y la plastilina. Para esta actividad realizada en el Colegio Canaima, en La Vega, Caracas, Cesta Pago contó con un grupo de 12 jóvenes voluntarios, quienes compartieron con los niños y estuvieron atentos ayudándolos en cada una de las actividades realizadas.

Cada uno de los niños plasmó su creatividad y habilidad con la pintura en pequeños cuadros. La mayoría rindió homenaje a la Virgencita. Luego de mostrar sus habilidades con los pinceles y esa gama de colores, los pequeños trabajaron con material de provecho (reciclaje). Lo elaborado lo llevaron a sus casas como obsequio por tan hermosa labor. No todo fue actividad para los niños, también disfrutaron y degustaron ricos raspados, además endulzaron su día con algodón de azúcar y cotufas acarameladas.

Tras degustar la merienda, se divirtieron con actividades recreativas y deportivas. Allí demostraron cuanta pasión sienten por el deporte, en especial por el baloncesto, que fue la disciplina practicada durante la gincana. Los niños finalizaron su grata mañana de aprendizaje y diversión  con un rico perro caliente y refrescos. En esta mañana de color y diversión, el voluntariado de Cesta Pago jugó un papel preponderante, pues asistieron a los participantes en las tareas que quizás resultaron complicadas, pero además permitieron ser y hacer. Este maravilloso grupo de hombres y mujeres veló por mantener el orden y la limpieza donde se cumplió el evento.

Con  el programa “Regala un Día”, Cesta Pago logró llenar de alegría y sacar sonrisas a más de 40 niños, en edades de cuatro a diez años,  quienes recibieron un bolso de la empresa con material educativo. Cesta Pago cumpliendo con la Responsabilidad Social que la caracteriza donó al Colegio Canaima tres balones para la práctica de baloncesto. También aportó pacas de arroz para la preparación de las comidas a los estudiantes. Cesta Pago seguirá llevando colores a planteles educativos de Venezuela, por cuanto nuestro propósito es que se formen hombres y mujeres con futuro.