La buena actitud de las personas que integran el equipo de trabajo le da poder a la productividad de cualquier organización pero ¿cómo lograrlo en tiempos de COVID-19?

Podría pensarse que la motivación es una responsabilidad exclusiva del empleador sin embargo se trata de un compromiso compartido con cada miembro del grupo de trabajo para que haya un efecto positivo para todos.

Es importante entender que cada persona está viviendo la cuarentena con circunstancias personales muy particulares, que de una u otra manera se ven reflejadas en su desempeño laboral así que la adecuada motivación es vital para su bienestar y el de la empresa.

La motivación se traduce en un mayor rendimiento y asegura que todos están alineados con los objetivos y el crecimiento de la compañía.

Desde Cesta Pago queremos aportar algunas claves que puedes aplicar para mantener el mejor ánimo de tu equipo de cara al logro de las metas que te has planteado en medio de la incertidumbre, ¡así que toma nota!.

Retoma el enfoque de tu propósito

El origen principal de la motivación está dentro de cada trabajador porque todo lo que te movió a tomar la decisión de hacer lo que estás haciendo como profesional está justo en tu interior.

Sucede que a veces esa llama que impulsa a la excelencia y a la eficiencia se va a apagando por la rutina o simplemente por escenarios de crisis como los que estamos viviendo actualmente por la pandemia.

Por eso si sentimos que esta mecha se está apagando echa una mirada hacia tu trayectoria, observa detalladamente el camino recorrido, tus cualidades laborales y vuelve a ajustar el foco sobre los motivos que te llevaron a elegir pertenecer a este equipo de trabajo.

Las crisis son una gran oportunidad cuando descubrimos que nuestros talentos nos permiten hacer lo que amamos bajo cualquier circunstancia. En este punto, apenas hagas click con tu propósito la organización sentirá toda tu energía.

Abre tu mente a escenarios posibles

Es un hecho que no se sabe cuánto tiempo durará la pandemia ni como seguirá el desarrollo de los acontecimientos entonces es una realidad que los escenarios son inciertos para la empresa.

La mejor decisión ahora es que la gerencia tenga amplitud para continuar en diversos escenarios posibles.

Si el objetivo es mantenerse, crecer, expandirse o cambiar el rumbo, lo importante es evaluar todos los escenarios tomando en cuenta las mejoras formas de integrar al equipo en cada uno así como alcanzar los objetivos y metas.

Elaborar varios escenarios posibles es una estrategia empresarial muy común que permite elaborar un plan de acción para enfocar las decisiones. Lo interesante es hacer partícipes a los miembros de tu equipo en la generación de ideas de estos posibles escenarios.

Aprovecha lo mejor del teletrabajo

Trabajar desde casa es otro de los desafíos en la gestión de equipos durante la cuarentena porque uno de los mayores temores es que sin el contacto personal y la distancia los trabajadores pierdan la identidad con la empresa.

Sin embargo, tomar la decisión de implementar esta modalidad puede suponer la oportunidad de intercambiar los mejores aportes entre empleados y empleador.

Lejos de estimular la desmotivación y la ansiedad producto del confinamiento, el teletrabajo puede convertirse en el descubrimiento de nuevos talentos, nuevos aprendizajes de herramientas y una planificación laboral bajo la tranquilidad y seguridad del hogar.

Afina la comunicación

El secreto de crear entornos de trabajo colaborativos a pesar de la distancia física está en promover la comunicación interna dinámica, transversal y transparente.

Los empleados que se sienten escuchados e integrados son más productivos, sienten mayor pertenencia con la organización y retribuyen a la empresa el apoyo que sienten de la misma.

Premia la creatividad

Anima a tu equipo a proponer ideas, soluciones o sugerencias realizando brainstorming por medio de las plataformas digitales disponibles. Actualmente es posible adelantar estas sesiones creativas por videollamadas o reuniones por zoom.

Escucha, no descartes ninguna idea, porque cada una suma para algo grande y el resultado será gracias a todos. Es una de las mejores maneras de reconocer el trabajo y esfuerzo de cada integrante del equipo.

Respeta las horas de descanso

El teletrabajo puede resultar más demandante que las jornadas regulares en la oficina, no sólo en horas hombre sino en el rendimiento de los objetivos.

Para los mismos empleados es un reto convertir el hogar en su espacio de trabajo, se ve obligado a combinar la vida laboral con la personal y la línea de separación puede ser muy delgada.

En este sentido, lo ideal es que la gerencia de la empresa establezca horarios con actividades bien planificadas y metas alcanzables. La flexibilidad es clave en este aspecto.

Mientras no se encuentre una cura definitiva al coronavirus las empresas seguirán adaptándose a la nueva dinámica por lo que la principal herramienta para sobrevivir en el hábitat laboral será la motivación.